AUTISMO, UNA LUCHA

Convivir con el autismo no es fácil. Desde el primer momento en que diagnostican a tu hijo con este trastorno el mundo cambia hacia otro sentido, hacia otro camino, hacia una autopista llena de peajes y obstáculos.

Los familiares necesitan ayuda, comprensión y apoyo, no solo de sus amigos y familiares, sino de las instituciones oficiales, de la sociedad en general.

Yo, como padre de una persona con autismo, he sufrido y sigo sufriendo muchos obstáculos en ese camino, lo que dio a paso a, combinando mi faceta de escritor y de amante de la música y la cultura en general, a la fundación de esta humilde asociación altruista, dedicada a sensibilizar, visualizar, divulgar, reclamar y transgredir con cultura, arte en general, sobre este trastorno que afecta a uno de cada 70/100 individuos en la actualidad.

Pero esta lucha es muy dura: en el camino encuentras a quien se aprovecha para intentar sacar el máximo partido hacia su ego, para después dejarte tirado en el camino, o sea, falsos solidarios por conveniencia.

Otros contratiempos son las negociaciones con diferentes artistas que quieran participar o que desearíamos que participaran en nuestros eventos y te das cuenta que de solidarios solo tienen interés postural.

O cuando te contra-programan eventos justo el mismo día o en fecha cercana a la que tú propiamente has estado organizando un evento, lo que le resta mucho público a tus espectáculos.

¡Ojo! Sabemos dentro de la asociación que todos tenemos que comer y nos ganamos la vida con nuestro oficio profesional, es decir, no puedo criticar porque nos pidan algo a cambio, es ley de vida.

Todos estos obstáculos más de una vez te dan a pensar si continuar o no continuar con nuestra actividad. La, digamos depresión, algunas veces aparece y piensas que has llegado al final de un camino, ahora ya, de más de 4 años.

¡Pero qué bueno es contar con gente cercana de veras! Sí, los que te apoyan y te convencen para no dejarlo, para continuar. Te dan un impulso increíble y las ganas de continuar vuelven a multiplicarse.

Esta es la gente verdadera: auténticos luchadores y amigos de verdad que te dan fuerzas en tu lucha diaria, que no buscan solo los Likes en sus redes sociales, y a ellos debo agradecer el convencimiento para seguir en el camino de la lucha, a nuestra manera, con cultura para sensibilizar por el autismo.

Y quien se haya sentido aludido, que reflexione interiormente.

GRACIAS POR VUESTRO APOYO, CONTINUAMOS, YA SABÉIS DÓNDE ESTAMOS

Gabriel Maria Pérez – Presidente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.