«A una estatua» (Llimona) Miguel Moreno


Mi pensamiento: tuyo, que te piensa,
ya no puede huir de tu imagen bella,
y me arde el amor como una estrella,
cada noche, cuando el amor te piensa.
Y de día, como un sol que me quema,
me hiela el corazón tu imagen fría.
Por tenerte mi amor, ¿ qué no daría,
si eres verso dentro de mi poema?
 Yo te sueño a pesar de la distancia…
tan cerca que mis manos casi tocan.
Tu cuerpo, tu ternura, me dislocan,
hasta hacerme el esclavo de tu gracia.
Cada día, me acerco a tu jardin,
por ver si te haces realidad al fin.
 
 
Miguel Moreno Ortiz
07.07.2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.