TEMPLE GRADIN

«Los niños con autismo son muy difíciles de cuidar, sobre todo los que tienen autismo severo. Cuando yo tenía 4 años, no tenía prácticamente ninguna habilidad lingüística; cuando tenía 3 años, no tenía ninguna en absoluto»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.